Skip to content Skip to footer

¿Cuál es la impresora que mejor se adapta a tu negocio?

¿Cuál es la impresora que mejor se adapta a tu negocio? Cuando necesitas hacerte con impresoras para tu oficina o negocio, o para tu uso particular, te encuentras con multitud de opciones en el mercado actual. Y es que mucho ha cambiado el mundo de la impresión a lo largo de la Historia. Dependiendo de las necesidades que tengas, habrá una impresora que se adecúe mejor a ellas. ¿Qué tipo es el idóneo para ti?

Tipos de impresoras

A la hora de clasificar las impresoras se tienen en cuenta determinadas características, entre las que encontramos las siguientes:

• Su escala cromática: impresión en color o en blanco y negro.

• La conexión.

• Velocidad de procesamiento e impresión.

• Tecnología utilizada en el proceso de impresión.

A grandes rasgos, podemos afirmar que existen 5 grandes grupos de impresoras. Todas tienen el mismo fin: imprimir. Pero cada grupo lo lleva a cabo de una manera diferente, dependiendo de la tecnología requerida.

➢ Impresoras de Inyección de Tinta: seguramente sea ésta la que tienes en tu casa. Son las más populares, puesto que la relación calidad – precio es muy buena: son baratas y los resultados obtenidos son satisfactorios. Llevan ya mucho tiempo entre nosotros y son de sobra conocidas. Se componen de cartuchos en los que se deposita la tinta de forma líquida, teniendo sólo uno las que imprimen en blanco y negro o hasta cuatro cartuchos diferentes las que lo hacen en color. Pero, como contraprestación diremos que entre sus inconvenientes están el ruido que hacen y que la velocidad de impresión que ofrecen no es muy elevada. Por ello se recomienda optar por ellas cuando su uso sea doméstico o para pequeños negocios que generen pocos documentos al mes. ➢

➢ Impresoras Láser: las reinas de las oficinas y despachos, de centros sanitarios o bibliotecas. La razón principal es obvia: su alta velocidad de impresión y su eficiencia, además de ofrecer una relación coste por página atractivamente económica. También son silenciosas, por lo que no interfieren en el desarrollo del trabajo de los empleados. Y, en este caso, tal y como nos indica su nombre, es un láser el encargado de llevar a cabo la tarea. Dentro de este grupo, tenemos diferentes subgrupos, dependiendo de las necesidades que tengamos: láser monocromo (únicamente imprimen en un color, casi siempre en negro); láser a color (tanto en blanco y negro como a color); láser multifunción (que integran diferentes tareas además de la propia impresión, como es un escáner, un fax, fotocopiadora, lectores de tarjetas SD, Bluetooth o Wifi). Su desventaja, el precio, que ya se encarece en comparación con las de inyección de tinta. Impresoras LED: es la tecnología llamada a sustituir en un futuro a las impresoras láser. Funcionan prácticamente igual, sólo que el foco de luz es diferente, mediante el empleo de diodos led. Además, su tamaño es menor y ofrecen una resolución aún mayor.

➢ Impresoras Térmicas: como su propio nombre indica, hacen uso del calor para realizar las impresiones. Son rápidas, de pequeño tamaño y ofrecen una gran durabilidad. Se utilizan de forma muy habitual para la impresión de tickets o etiquetas.

➢ Impresoras 3D: un paso gigante que va más allá del concepto de impresión al que veníamos acostumbrados. Imprimen objetos a partir de un diseño, por lo que su uso es de gran utilidad en industrias para piezas o en el campo de la medicina para prótesis, entre otros muchos.

Como has podido comprobar, hay múltiples opciones para que puedas elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. ¿Has visto nuestro catálogo? Si tienes dudas, ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de asesorarte y ayudarte.

Leave a comment

LinkedIn
Facebook
Instagram
WordPress Cookie Notice by Real Cookie Banner